Farmacovigilancia

La OMS define la fármacovigilancia como: “La ciencia y las actividades relativas detección, evaluación, comprensión y prevención de los efectos adversos de los medicamentos o cualquier otro problema relacionado con ellos.”

Los principales objetivos de la fármacovigilancia son:

  1. Detección temprana de las reacciones adversas e interacciones desconocidas hasta ese momento
  2. Detección de aumentos de la frecuencia de reacciones adversas (conocidas),
  3. Identificación de factores de riesgo y de los posibles mecanismos subyacentes de las reacciones adversas.
  4. Estimación de los aspectos cuantitativos de la relación beneficio/riesgo y difusión de la información necesaria para mejorar la regulación y prescripción de medicamentos.

El cumplimiento de estos objetivos tiene como consecuencia:

  • El uso racional y seguro de los medicamentos
  • La evaluación y comunicación de los riesgos y beneficios de los medicamentos comercializados
  • La educación y la información a los pacientes

Biocross está comprometido con la fármacovigilancia de los medicamentos que distribuye, a través del cumplimiento del reporte espontáneo (a las autoridades correspondientes) de los eventos adversos que sean recibidos, cumpliendo así con las regulaciones locales e internacionales.